lunes, 16 de diciembre de 2013

Ludi Pucelae 2013: ¡Gran Final!

Canta, oh musa, la cólera de Héctor, de tremolante penacho, y del piadoso Eneas; 
cólera funesta ante la victoria robada en las semifinales cuando, por 200 piezas de bronce, 
los púnicos de Rodrigo, sin par estratega, superaron a los teucros de Álvaro, afortunado en los dados.
Furiosos con los Dioses, que les robaron una justa victoria en las Semifinales, los héroes arcaicos claman venganza y suben a sus carros para comandar sus tropas, frente a los muros de la eterna Ilión.
1ª Prueba: La Guerra de Troya: Batalla entre romanos y griegos. Contra los jugadores, 12 Esclavos Espartoi II, más 6 de refuerzo; Eneas, fundador de pueblos, Campeón III, y Héctor, domador de caballos, Auriga III, ambos en Carros de Guerra. Obtienen +1 DDef por luchar a los pies de sus propias murallas.
Participan, a un lado de la mesa:
- Daniel Acebes "Maprenufus" (5.700 ss), mostrando un valor (o temeridad) sin igual, escoge su equipo al azar: Arqueros (morado). Cuenta con Esclavos I con Tiro Blindado, Sagitarius III con Arma y Armadura Mejorada, y Campo de Tiro. En su mano, un "Regreso del Orco".
- Leticia Sora Kurai "Pugilem" (2.700 ss) escoge Singulares (plata). Su equipo, Esclavos I con Tiro Tracio y Gladiador Sin Escudo III sobrepotenciado; juega la carta de Munera "Juventus".
Los otros dos finalistas, en el lado opuesto:
- Rodrigo Martín "Carthaginiensium" (2.900 ss) termina la liga como empezó, con sus Cartagineses (bronce oscuro); no ha probado otro equipo en todo el año. Esclavos con Escudo I y Aníbal III con Arma Mejorada. Obtiene, merced a una providencia inesperada, otro "Regreso del Orco", al igual que Dani.
- Raúl Valera "Minotaurus Venator" (4.000 ss), tras clasificarse con Acróbatas (naranja), los favoritos de Luis Valleaguado, escoge ahora mis preferidos, los Escudos Pequeños (verde). ¡Quizá no cuente con el favor de los Dioses, pero sí con el de los autores del juego! Esclavos I con Tiro Trampero, y Tracio III, y las cartas "Iustitia" y "Neptuno".
Entran al campo de batalla, en una sección al azar, 3 Esclavos y un Gladiador, y no hay sorpresas en el sortitio. Tras un tímido avance romano, los griegos se lanzan a la carga.
Héctor se adelanta y embiste contra el Tracio, el romano más adelantado. Deja así de bonificar con +1 DD a sus tropas, y recibir por ellos +1 DDef, lo que es un error táctico: pero son luchadores grises y esta vez no cuentan con Álvaro para capitanearlos. El Tracio ataca dos veces, hiere gravemente a Héctor, y sufre 3 Heridas con 3 Pifias.
Eneas, junto con 6 Espartoi, se enfrenta a los Singulares. Sus ataques no tienen ningún efecto, y no es capaz siquiera de vencer a ningún Esclavo de Leticia.
En el extremo opuesto, 6 Espartoi sin capitán avanzan en formación contra los Cartagineses.
¡Primer Gladiador vencido! El Tracio de Raúl abate a Héctor y, tras cortar las riendas que le sujetan a la barquilla, se sube a su Carro de Guerra.
¡Golpe brutal! El tridente del Singular Sin Escudo de Leticia, en su segundo turno, deja a toque a Eneas, y además lo tira de carro. Sólo queda acercarse y rematarlo...
...Pero, por sorpresa, el Sagitarius de Dani juega un Movimiento Adicional para poner a Eneas a su alcance y lo mata con un modesto flechazo de 2 Heridas. Un valiente Espartoi se sube al Carro de Guerra, mientras el resto vengan a su capitán en la piel de los Esclavos Singulares.
¡Refuerzos! Tres nuevos Espartoi salen por las puertas de Troya, para sustituir a sus compañeros caidos. Aníbal ya ha acabado con dos, pero uno de ellos se le resiste y sobrevive a tres ataques. El Singular Sin Escudo y los Esclavos verdes acaban con los Espartoi del flanco izquierdo, y el Tracio fustiga a sus caballos para llegar a las puertas.
¡Disputa divina! Los Dioses pelean entre sí en el CRONOS, y el suelo retumba: todos los verdes son derribados. Entran los últimos tres Espartoi a la arena.
Los verdes suben de nuevo a sus carros, mientras el Sagitarius remata a los últimos Espartoi. La prueba termina con una aplastante victoria romana. Al contar las recompensas para determinar el vencedor, Dani y Raúl empatan (con 2.600 ss cada uno), y se reparten una Palma. Raúl juega su "Iustitia", y recibe 3.000 ss más. Aún ignora lo importante que serán estos sestercios adicionales...
2ª Prueba: La Venganza de Ares. La cólera griega va en aumento: El belicoso dios de la guerra Ares, gritando como diez mil hombres, aparece en el centro del campo de batalla. Con 9 DDef y el poder de la Inmortalidad (lanza 1D12 cada vez que sufre daño, y si obtiene más del doble de las Heridas sufridas, las anula todas), los Gladiadores no pueden ni soñar con vencerlo: ganará la prueba el que le cause más Heridas.
Despliegan un Gladiador, un Esclavo y una Fiera Normal. Repiten todos los Gladiadores de la primera prueba, y aparecen nuevos un Chacal, un Lobo, un Jabalí y una Hiena Parda.
El Lobo verde es el primero en atacar al dios griego... ¡Pero se acobarda y se da la vuelta! Ares, con su primer ataque, corta en dos al Jabalí morado.
¡Corred malditos! Los jugadores no parecen muy dispuestos a suicidar a sus Gladiadores, y pululan por el borde del campo, cerca de la Niebla Divina, matándose entre ellos. El Sagitarius prueba suerte con su arco, pero la flecha rebota contra la armadura forjada por Hefesto. En el CRONOS, el dios ruge y empuja hacia atrás a sus enemigos.
Sólo Raúl sonríe. Su Tracio, tras matar de un golpe al Chacal, invoca a los dioses romanos contra los dioses griegos, y el mismísimo Júpiter desgarra los cielos con su rayo... ¡Causándole 2 Heridas al dios Ares! De nada sirve la Inmortalidad contra la ira del padre de los dioses.
Dani protesta y maldice los oráculos: ¡Muerta está toda esperanza de victoria! Aníbal remolonea lejos del dios, con la excusa de subirse a uno de los Carros de Guerra abandonados. Por si fuera poco, el Tracio está a punto de herir de nuevo al dios con una Cólera de los Dioses, pero Leticia la contiene con un Fatum. Valiente, se acerca para dañar al dios con su sica, y Ares le golpea una y otra vez, furioso, sin matarlo: ¡Se defiende de ataques de 5 Heridas sin sufrir ni un rasguño! Al menos, el dios de la guerra consigue derribarlo.
El vengativo Sagitarius deja de perder flechas contra el dios y apunta al derribado Tracio, en un imparable Ataque del León que causa 8 Heridas y 2 Derribos. El Tracio sigue con su fortuna de origen divino y, con 5+1 DDef, se defiende de 6 Heridas, usa una carta verde para activar su Parada con el Escudo, pero no se salva por los pelos. Así que, finalmente, juega un Fingir Derrota para sobrevivir y evitar sucesivos ataques (es decir, el de Ares) hasta que se ponga en pie. Es demasiado para el Tracio que, en su turno, escapa a la niebla y salva su pellejo.
A la desesperada, el Sagitarius coloca una flecha negra en su arco, y la empuja con un apropiado Daño de Marte sumado a su habilidad de Traspasar Armadura. La flecha empujada por su homólogo romano causa 7 Heridas al dios Ares, de las cuales se defiende de 5 con su armadura. Lanza un dado, en el que necesita un resultado de 5+ para ignorar el daño... ¡Y obtiene un "1"! Ares ruge de nuevo, y encaja 2 Heridas. ¡Dani empata en Heridas al desaparecido Raúl!
Envidiosos ante su suerte, el Singular Sin Escudo y Aníbal sobre el Carro de Guerra acaban con el Sagitarius, que salva su vida a duras penas para luchar en la última prueba. En el último turno, Aníbal intenta un ataque cuajado de cartas contra Ares, pero no consigue dañarlo. De nuevo, Dani y Raúl empatan: cada uno recibe 1 Palma, y son las únicas sobre la mesa (la anterior se repartió en 1.500 ss cada uno), por lo que ambos jugadores aventajan ahora al resto en más de 5.000 ss.
3ª Prueba: El Campeón de Roma. Tras la visita del recaudador de impuestos Vicario (¿quién no le conoce?), y la desaparición de Ares, da comienzo la prueba final, en la que los jugadores escogen la composición de su equipo repartiendo a su antojo 3 puntos (0,25 cada Esclavo, 0,5 cada Fiera Normal, 1 la Fiera Grande y 1,5 cada Gladiador). Todos organizan, por separado, el mismo ejército de 1 Gladiador, 1 Fiera Grande y 1 Fiera Normal. Las recompensas se doblan, y el último superviviente recibirá 3 Palmas, por lo que nada está aún decidido.
Singulares y Escudos Pequeños despliegan en el flanco derecho y se enzarzan en el combate cerca del borde de la niebla (que no se puede atravesar en esta prueba). El primer ataque del Singular Sin Escudo casi acaba con el Tracio, que encaja 6 Heridas y se queda a toque al fallar estrepitosamente su defensa (la misma con la que ha resistido los ataques de Ares una y otra vez). Las fieras verdes atacan al Gladiador plata, y le causan 1 Herida cada una.
En el flanco derecho, se enfrentan Cartagineses y Arqueros. Con su primer disparo, el Sagitarius abate al Chacal I. Aníbal entra a la arena sobre su Cría de Elefante III, y entre los dos acaban con el Jabalí III; el Oso del Atlas II carga en el segundo turno pero es repelido con un ¡Atrás!.
En el tercer turno, el Uro Indio II mata al Lobo I con una "Furia", mientras intentaba cornear al Tracio. El Gladiador verde, con un Ataque de Oportunidad, casi le corta de un tajo la cerviz, dejando al Uro Indio con 1 Herida. Además, ataca al Gladiador derribado, pero éste le ciega arrojándole arena a los ojos desde el suelo, y ambos acaban en el suelo. 
Al otro lado de la arena, Aníbal es derribado, pero deja al Oso del Atlas a toque. En el cuarto turno, un CRONOS abre dos peligrosos fosos con pinchos en tierra de nadie. Aníbal huye del Oso del Atlas, y la Cría de Elefante lo remata. El Sagitarius causa 5 Heridas con su disparo, de las cuales Aníbal encaja 3, pero pifia su siguiente disparo. Aníbal carga con Movimiento Adicional, cancela un Ataque de Oportunidad con un Fatum, pifia dos veces y juega un Repetir Ataque, pero no causa un gran daño.
El Uro Indio está a punto de matar al Tracio, pero con un Aliento de Ceres se mantiene a toque. Después ataca a su vez y, ahora sí, vence al Uro Indio... ¡Incluso se cura con unos Primeros Auxilios! La Pantera II persigue al Singular Sin Escudo y es muerta por sus armas. En el quinto turno, con otra increíble tirada de 3 Críticos y 3 Heridas, el Tracio mata a la Hiena Parda, y se defiende de un ataque de 6 Heridas con otros tantos escudos en los dados verdes. ¡Arriba Parmularii!
Sexto turno: ¡2 CRONOS! La segunda trampa se abre bajo los pies de todos los luchadores, que caen a un Foso con Pinchos. Afortunados, los jugadores no sufren ninguna baja (el Tracio vuelve a salvarse por los pelos), pero casi todos se quedan a toque. El Elefante desaprovecha su oportunidad de revolcar hasta la muerte al Sagitarius derribado... ¡Y el arquero trepa fuera del foso con un Movimiento Adicional!
Finalmente, el Singular Sin Escudo causa 3 Heridas a un Tracio que, esta vez, no consigue defenderse (con 8+1 DDef). El Gladiador de Leticia se queda sin rival, y sólo tiene que esperar para ganar la prueba. Aníbal, que no tiene arma larga, se sube encima de la Cría de Elefante para ponerse a la altura de su rival.
En el último turno, el Sagitarius dispara, y muere por un Contraataque de Aníbal: se arranca la flecha de la armadura y se la tira al arquero, que juega una ¡Huida! para sobrevivir. Tiene que huir 4 casillas en dirección contraria, y la niebla le impide alejarse del borde del foso. ¡Cólera de los Dioses!, y el arquero cae fulminado... ¡Pero se levanta con su Regreso del Orco! El público grita y aplaude, y el Sagitarius se pone en pie con 3 Heridas.
Pero aún le queda un ataque al estratega... La Cría de Elefante se acerca al borde del foso, y Aníbal golpea al Sagitarius con su último ataque, en el que obtiene 4 Heridas y una Pifia. ¡Atención! Dani se juega el premio en esa defensa de 4+1 DDef ya que, si sobrevive a la prueba, se llevará una de las 3 Palmas y será el único jugador con 2 Palmas (y el vencedor de la liga). Además, sólo necesita dos escudos, para quedarse con 1 Herida y sobrevivir. Lanza los DDef (cada D12 tiene 6 resultados de Escudo)... ¡Y no obtiene ninguno!

El público enmudece. Desolado, Dani maldice a Fors Fortuna. Lanza la Pifia, que mata a su vez a Aníbal, pero el estratega también juega el último Regreso del Orco, y la prueba termina. Rodrigo y Leticia se reparten las 3 Palmas: 1 Palma y 1.500 ss para cada uno, por lo que cada jugador termina con 1 Palma, y se hace el recuento final:
Raúl Valera: 14.400 ss. ¡Vencedor de la Ludi Pucelae 2013!
Rodrigo Martín: 12.800 ss. ¡Finalista!
Leticia Sora Kurai: 11.900 ss.
Daniel Acebes: 9.300 ss.
¡Los 3.000 ss (intactos) de Iustitia le dan la victoria a los Escudos Pequeños! Y, por segundo año consecutivo, Rodrigo alcanza el segundo puesto en el último momento. Se hace entrega del trofeo, y los campeones de 2013 se levantan orgullosos, después de una final muy reñida (y vencida por escaso margen). 

El próximo año, Raúl recibirá su nuevo equipo, los GERMANOS, y Rodrigo ampliará a sus Cartagineses con las nuevas y exclusivas Cartas de Renombre. El segundo equipo nuevo serán los MERCENARIOS, en el que se unirán los Gladiadores Mercenarios de 2011, los Esclavos Tiro de 2012, y las Fieras Entrenadas de 2013. Todos los jugadores recibirán su propia Fiera Entrenada, y entre ellos, los dos finalistas Leticia y Dani, tendrán una Fiera Grande muy especial como recuerdo.

Con esta final, concluyen las Ligas de Gladiadores de Valladolid (Ludi Pucelae), y se cierra la 7ª ampliación de nuestro juego "Gladiatoris". A partir ahora, y hasta la cercana edición del juego por Peká Editorial, jugaremos la "Ultima Test", las últimas partidas de playtesting con los equipos básicos.

!Salud!
David Temprano y Luis Valleaguado.